ÍndiceCalendarioFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Cambios y desenlaces de la historia de WarhammerF

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
The Inquisitor
Nivel 6
avatar

Cantidad de envíos : 1387
Edad : 42
Localización : One step closer to nowhere...
Puntos : 1690
Fecha de inscripción : 07/02/2012

MensajeTema: Cambios y desenlaces de la historia de WarhammerF   Dom Ago 31, 2014 12:59 pm

Extraído de Tozudos a dieces:

Fin de los Tiempos: Finubar, Teclis, Malekith y una teoría:


Hola a todos! Aunque sigo un poco de bajón como os conté en la entrada de ayer, hoy han salido unos cuantos rumores desde Warseer que me han hecho, cuanto menos, repasar mis conocimientos de historia warhammera y dar con una teoría descabellada... ¿o no?

Vamos por partes. Esto es lo que dicen los rumores, posteados y traducidos por servidor en Marcus Beli:

"En una tierra de brumas, el peligro aún esta cerca. El orgullo siempre ha sido la locura de esa tierra velada, y lo será de nuevo.

Cuando los dragones vuelen como uno, una antigua mentira será expuesta, una revelación que sacudirá Ulthuan hasta las raíces de las montañas. El espejo de luz y oscuridad se romperá, y los herederos de Aenarion lucharán por el legado de Khaine entre las cenizas del fénix"

"Nagash renace en el cuerpo de Volkmar. Morgana muere en el proceso, es la hija de la Dama del Lago, uno de los dioses elficos menores: Ladrielle, la hija de las brumas (NdT: esto ya lo sabíamos). El plan de Nagash era liberar el viento de Shyish del vórtice y atárselo a el para convertirse en el avatar de la muerte, lo suficientemente fuerte como para desafiar a los Dioses del caos. Otro sacrifico importante es el de Aliathra, la supuesta hija de Finubar y Alarielle. Nagash necesita sangre divina (la de Volkmar es de Sigmar). Sin embargo, no es la hija de Finubar, sino la de Tyrion. Por tanto, Nagash no consigue la fuerza de Asuryan sino que hereda la maldición de Aenarion. Resulta que Teclis había sacrificado a Aliathra para propiciar la vuelta de Nagash al mundo para luchar contra el caos. Conspira con alguien que le llama "sobrino" (NdT: para mi es evidente quién es, no?) para desestabilizar el vórtice"

En otro post, que ahora no encuentro, dice que Finubar desaparece al descubrir una antigua verda. Vamos a unir esto a un fragmento del libro "Malekith", de Gav Thorpe, la primera parte de la trilogía de la Secesión de Tiempo de Leyendas:

"-¡Asuryan no os aceptará! —espetó Mianderin, dejándose caer de rodillas delante de Malekith y con las manos entrelazadas en un gesto de ruego—. ¡Habéis derramado sangre en su templo sagrado! No hemos formulado los conjutos apropiados para protegeros de las llamas. ¡No lo conseguiréis!
-¿Y? —gruñó el príncipe—. Soy el suceros de Aenarion. No necesito la protección de vuestra brujería"

Bien. Vamos al lío. Buena parte del trasfondo de Warhammer Fantasy se basa en la división de los elfos, provocada por la Secesión que causa Malekith al ser rechazado por las llamas de Asuryan y ser devorado por ellas. Pero este Fin de los Tiempos, a falta de ver qué explican en futuros libros, nos plantean una mentira que será desvelada. También hablan de que el espejo de la luz y de la oscuridad se romperá. Es así como se refieren a Asuryan en el libro de ejército de octava edición de Altos Elfos:

"Ningún mortal ha visto su rostro y por eso sus estatuas siempre llevan una máscara. Dividida en dos partes, una blanca y la otra negra, simboliza el papel de Asuryan como Guardián del Equilibrio"

Por tanto, la teoría es la siguiente. Sabiendo que Tyrion y Teclis son descendientes de Morelion, el primer hijo de Aenarion y Astarielle, y que Malekith, a su vez, es descendiente de Aenarion y Morathi —el segundo matrimonio del primer Rey Fénix—, por lo que en realidad Teclis es "sobrino" de Malekith... ¿podría ser que Teclis esté aliado con Malekith para salvar el mundo toda vez que descubre la gran mentira, que Malekith es el descendiente directo de Aenarion, el auténtico Rey Fénix, y que Asuryan no ha existido nunca y es una invención de las clases altas de Ulthuan y de sus magos para poder elegir un Rey Fénix manejable?

Para todos los que hemos leído la trilogía de la Secesión, sabemos que Malekith no es malvado. Es un elfo torturado y con la mente lavada por su madre, Morathi. Teclis, que nunca ha sido muy escrupuloso con lo que tiene que hacer para salvar el mundo, puede ahora haber descubierto que el Caos tiene más ascendencia que nunca, así que puede haber decidido liberar a Nagash y romper el vórtice para darle a Nagash la fuerza suficiente para deshacerse del Caos de una vez por todas. Luego, Teclis y Malekith, los dos elfos más poderosos de la historia quizá detrás de Caledor y Aenarion, se desharán de Nagash gracias a las energías liberadas del vórtice. Eso encaja con el rumor que habla del hundimiento de Ulthuan, y con el que describe a Tyrion como prácticamente vencido por las circunstancias: descubrir que lleva toda su vida batallando contra sus hermanos gracias a una mentira orquestada hace miles de años.

No es más que una teoría, pero he de reconocer que me motiva mucho. ¿Qué os parece?
Volver arriba Ir abajo
The Inquisitor
Nivel 6
avatar

Cantidad de envíos : 1387
Edad : 42
Localización : One step closer to nowhere...
Puntos : 1690
Fecha de inscripción : 07/02/2012

MensajeTema: Re: Cambios y desenlaces de la historia de WarhammerF   Dom Ago 31, 2014 1:01 pm

Hombres Lagartos.

Tekto el Defensor, Portavoz del Consejo Sagrado de Hexoatl, se arrodilló en silencio ante la tarima dorada. Una convocación telepática le había llevado hasta la cámara de meditación del poderoso Mazdamundi, y había esperado encontrarse al slann ya despierto. En lugar de eso, el Grande permanecía paralizado, salvo por el constante subir y bajar de su pecho. Tekto no podría decir si Mazdamundi estaba perdido en su meditación o soñando, y no había manera de saberlo hasta que el slann decidiera iluminarle. A Tetko no le importaba. El Portavoz había sido convocado, y esperaría ante Mazdamundi —tanto si estaba despierto o no— hasta que le despachara.
Tetko sintió que la neblina húmeda de la cámara se arremolinaba cuando otro atravesó el portal dorado. El recién llegado llevaba el manto con plumas de Quetzl, El Que Protege, lo que proclamaba su sagrado deber de salvaguardar Tlaxtlan. Dándole la espalda al silencioso Mazdamundi, Tekto se puso en pie y ofreció la ritual reverencia de agradecimiento según marcaba el protocolo.
-El líder de guerra Kroq-Gar confirma que los oscuros se agrupan en torno a la Ciudad de los Ecos en grandes números —proclamó el Alto Jefe de Escama Inquala—. Requiere refuerzos para contenerlos.
Pese al agobiante calor de la cámara de meditación, Tekto sintió un escalofrío que le subía por las escamas. Nada había sido igual desde que el cometa de dos colas había vuelto. Los hombres rata ya habían empezado a aparecer en torno a Itza y Tlaxtlan, y ahora la ruinas de Xahutec estaban bajo el poder del enemigo una vez más. Agarrando con fuerza su vara de mando, el sacerdote se llamó a la calma. Tiempos fríos estaban por venir, pero los Grandes les guiarían a través de la tormenta como lo habían hecho antes.
-Ya se le han dado tres grandes cohortes este ciclo lunar —le dijo a Inqala—. Esto rompe cualquier precedente.
-Así es —respondió—. Y aún necesita más. Muchos han caído en la defensa de Xahutec. Kroq-Gar pide que a la Cohorte Escalas de Trueno se le permita disfrutar en el calor de la batalla.
Los párpados de Tekto se cerraron sobre sus bulbosos ojos. La Cohorte Escalas de Trueno eran los guardianes más importantes de Hexoatl, y no se les enviaba con ligereza a la batalla a otro sitio.
-¿La situación es tan desesperada?
-El líder de guerra cree que sí —respondió Iqala—. Debemos confiar en su intuición.
Tekto permaneció en silencio durante un momento, con la cola moviéndose rápidamente de lado a lado mientras pensaba.
-La red geomántica ya se estremece con la presencia de los oscuros —dijo al fin, abriendo los ojos—. Kroq-Gar tendrá lo que pide. Su instinto no nos ha fallado nunca. Debemos prestarles atención ahora.
-Daré la orden —afirmó Iqala, girándose para abandonar la cámara.
-Esperad —tronó Mazdamundi.
La palabra resonó en la cámara, deteniendo a Iqala sobre sus pasos. Los dos eslizones se giraron para mirar hacia el slann, despertado por fin. Tekto sintió que el calor le abrazaba mientras el Cacique le contactaba telepáticamente.
Las imágenes fluyeron hacia la mente de Tekto. Eran escenas de matanza y destrucción, de junglas ardiendo y ciudades templo en ruinas. Vio la luna maldita atravesar los cielos y oyó los chillidos de las ratas; sintió la cruel risa de los oscuros en su mente. Vio a dos elfos —uno oscuro y otro luminoso— enfrentarse en medio de un mar de cráneos, mientras a su alrededor grandes ejércitos batallaban sin cuartel. La visión pronto se desvaneció, sustituida por imágenes de ciudades humanas invadidas por enredaderas agarrotadas y árboles retorcidos. Por todo el mundo, los muertos de eras pasadas se libraban de sus tumbas, reuniéndose en torno a una voluntad opresiva. Tekto vio que las montañas caían y los mares crecían, y que la tierra se rompía y los cielos se desmenuzaban. Al final, la oscuridad lo tragaba todo.
El contacto telepático se cortó de repente, y Tekto cayó hacia delante, apoyándose en su báculo, respirando rápidamente.
-¿Qué es? ¿Qué has visto? —pregunto Iqala, las plumas de su tocado bamboleándose mientras su cabeza giraba a un lado y a otro.
Tekto tembló mientras buscaba las palabras para describir su visión, pero las imágenes ya se estaban desvaneciendo de su mente. Se difuminaban como los ecos de los sueños mientras el sacerdote intentaba recordarlas, dejando tras de sí únicamente el recuerdo de un terror atroz.
-Fuego y destrucción —murmuró débilmente Tekto—. El cometa no es un presagio de esperanza, sino un portento de perdición.
-Lo que dices es imposible —objetó Iqala—. ¡El cometa es un signo de Sotek! Tenenhauin así lo declaró, y los Grandes lo han confirmado.
-Y quizá Sotek vuelva —aceptó Tekto—, pero el cometa sólo trae muerte. No podemos detener lo que se acerca.
-No puede ser —argumentó Iqala—. El Gran Plan...
El sacerdote enmudeció cuando la mole que era Mazdamundi se movió en la tarima.
-El Gran Plan ha fallado —entonó el slann pesadamente—. El Éxodo debe comenzar.

Extraído de Tozudos a dieces.

Volver arriba Ir abajo
The Inquisitor
Nivel 6
avatar

Cantidad de envíos : 1387
Edad : 42
Localización : One step closer to nowhere...
Puntos : 1690
Fecha de inscripción : 07/02/2012

MensajeTema: Re: Cambios y desenlaces de la historia de WarhammerF   Dom Ago 31, 2014 1:02 pm

Elfos oscuros:

-¡Inútiles, todos vosotros! ¡Inútiles! —gritó Malekith, golpeando con el puño la mesa de madera. Sangre seca cayó del guantelete, manchando de polvo rojo el mapa.
Kouran observó los dedos de hueso, cada uno de ellos marcando la última ubicación conocida de una horda de bárbaros, esparciéndose por la extensión de piel desollada. Como cartógrafo, Rath Lenguanegra había sido una importante decepción, pero como mapa, era inestimable.
Unos cincuenta de los consejeros más cercanos, todos los que habían podido ser reunidos tras romper el asedio, estaban presentes en la cámara en penumbra. Ninguno de ellos habló; nadie quería ser el primero en atraer la atención del Rey Brujo. Kouran se fijó en quienes se habían encogido cuando el puño de Malekith se había desplomado sobre la mesa. Los que no tenían el coraje suficiente para desafiar a su amo eran en los que se podía confiar.
Kouran se dio cuenta de que la mayoría del consejo mostraba expresiones respetuosas y solemnes, pero no todos. Malus Darkblade, el bastardo señor de Hag Graef, apenas podía esconder su triunfo. Kouran decidió que tenía que hacer algo con él. Si podía creer en sus espías —y Kouran había torturado a demasiados hasta la muerte como para pensar que sólo unos pocos tenían el estómago suficiente para engañarle—, el ambicioso Darkblade estaba reuniendo aliados para una rebelión. Sí, algo tenía que hacer con él, y pronto.
-Nuestra campaña contra la odiada Ulthuan se retrasará hasta que los bárbaros sean... humillados —Malekith continuó en un peligroso susurro, con su temperamento quizá ya sosegado—. Acepta nuestras disculpas, lady Brackblood, ya que sabemos que este iba a ser tu momento.
El mal genio del Rey Brujo estaba bajo control una vez más, si es que se había excitado anteriormente. Incluso Kouran no podía decir con seguridad cuándo su amo usaba la ira como efecto teatral.
A la izquierda de Kouran, Drane Brackblood esbozó una sonrisa depredadora.
-Su majestad es muy cordial—dijo, con una voz como la seda cuando se corta con un cristal roto.
Había conspirado mucho tiempo y muy duramente para que le dieran el control de la flota invasora, pensó Kouran, pero tenía el conocimiento suficiente como para no mostrar su decepción ante el consejo. Eso lo haría en su casa y, si los rumores eran ciertos, con el prisionero muy especial que estaba encadenado en la mazmorra más profunda de su mansión.
-Todos los ejércitos anclados en Naggarong y Hag Graef desembarcarán y comenzarán a marchar hacia el norte inmediatamente —anunció Malekith—. Nosotros dirigiremos el contraataque personalmente.
Se detuvo un instante.
-Pero quizá debamos tener alguna consideración con nuestra real madre. Después de todo, ha probado ser una servidora real en el pasado.
Kouran observó cómo la mirada de Malekith recorría la habitación. Aunque se recibiera la petición de un favor real, se trataba de una tarea peligrosa y desagradecida. ¿Quién sería el elegido? Él era demasiado valioso al lado de Malekith. ¿Ebnir Soulflayer, quizá? En realidad merecía algo peor por su fracaso en el norte. ¿O a lo mejor Hellebron? Había cierta diversión en enviar a la Reina de la Sangre en Har Ganeth a ayudar a su mayor rival, pero Kouran sospechaba que Malekith no podía permitirse ofender al Culto del Dios del Asesinato.
-Lord Darkblade —dijo al final el Rey Brujo, con aprecio helado en cada sílaba—, ¿quizá vos nos haríais este favor personal? Aseguraos de que elegís a los mejores guerreros a vuestra disposición para que os acompañen.
Kouran vio con regocijo secreto cómo la máscara de Malus Darkblade caía por un segundo. El príncipe oscuro de Har Ganeth entendía a la perfección los peligros de la misión, pero difícilmente podía rechazarla.
Darkblade hizo una reverencia.
-Claro, majestad.
-Entended, Lord Darkblade, que estamos preocupados de que haya habido traiciones en el norte. Tomad cualquier represalia que consideréis oportuna, pero sabed que esperamos que nuestra madre nos sea devuelta... ilesa. Cualquier otra preocupación es secundaria. Haced esta tarea, y hacedla bien, y no seremos poco generosos. Pero estad avisado de que ya no tenemos, y desde hace mucho, nuestra tolerancia al fracaso.
-Se hará como ordenáis, majestad —respondió Darkblade, con su intelecto sin duda trabajando ya.
Kouran dejó que su mente vagara mientras la conversación se centraba en los detalles de la campaña venidera. El orden natural de Naggaroth ya había sido respuesto, o casi. Los bárbaros serían destrozados y, con suerte, al menos una sabandija traicionera recibiría su merecido.
Hoy había sido un buen día, y los siguientes serían aún mejores.

Extraído de Tozudos a dieces.
Volver arriba Ir abajo
The Inquisitor
Nivel 6
avatar

Cantidad de envíos : 1387
Edad : 42
Localización : One step closer to nowhere...
Puntos : 1690
Fecha de inscripción : 07/02/2012

MensajeTema: Re: Cambios y desenlaces de la historia de WarhammerF   Dom Ago 31, 2014 1:04 pm

Altos elfos:

En el relato de Warhammer: Nagash, Tyrion y Teclis han vuelto a Ulthuan para encontrársela prácticamente invadida por los demonios y con Imrik a punto de ser nombrado Rey Fénix después de que Finubar se encerrara en su torre. Tyrion se debate entre ir en pos de la Hija Eterna, la hija de Reina Eterna y Finubar, o quedarse en Ulthuan, mientras Teclis le insiste en que defienda a su pueblo. De todos los relatos leídos hasta ahora, es mi favorito.

Aquí lo tenéis!

------

La puerta del salón de la asamblea se abrió con un movimiento de la mano de Teclis y el mago atravesó la cámara. Era una de las mansiones más antiguas de Tor Alin, que se remontaba al reinado de Caledor I. ¿Cuándo tiempo seguría en pie?, se preguntó Teclis. ¿Cuánto tiempo aguantaría Ulthuan en esos días oscuros?
Tyrion estaba de pie en el centro de la mesa, con las manos apoyadas en la mesa de madera plateada, mirando fijamente el mapa del presuntuoso Imperio de los Hombres. Ocasionalmente revisaba un pergamino que contenía informes de tropas listas para la batalla en los Diez Reinos. Teclis sabía que llevaba ahí, por lo menos, un día y una noche.
-No debes abandonar Ulthuan —dijo Teclis, acercándose al lado de su hermano y observando el mapa—. Ni siquiera para salvar a Aliathra.
-Debo hacerlo —respondió Tyrion en un tono que no admitía réplica—. Esta tarea no puede dejarse en otras manos: es el futuro de nuestra raza.
-¿Lo es? —preguntó Teclis tristementes—. Nunca has podido mentirme, hermano.
El mago suspiró.
-Siempre me he preguntado cómo se manifestaría la maldición de nuestro linaje en ti. Ahora sé una parte. Si las más antiguas de nuestras leyendas son verdad, estamos condenados desde mucho antes de que Aliathra fuera secuestrada. Tú nos has condenado, Tyrion, hace mucho tiempo. ¿Qué pudo poseerte para que cometieras esa insensatez?
-No espero que lo entiendas —soltó Tyrion, sacudiendo la mano en un ademán desdeñoso—. Siempre has sido desapasionado y distante, con más cariño a tomos secos y polvorientos que a cualquier cosa que ande y respire.
-Me sorprende que pueda juzgarme tan mal alguien que me conoce tan bien —respondió Teclis fríamente, y se dio la vuelta furioso. Sabía que el enfado de su hermano no iba dirigido a él, pero le hizo ir directamente al grano. Sacudió la cabeza y se volvió a poner en pie.
-No he venido para discutir, hermano —dijo, de cara todavía a la puerta—. He venido a descubrir la verdad, y ya lo he hecho. No hablaré de esto con nadie más: ni con el consejo ni con la mismísima Reina Eterna.
-¿Quieres que me quede parado, que no haga nada? —preguntó Tyrion en voz baja, con su furia enfriándose y convirtiéndose en algo mucho más peligroso—. ¿Quieres que la abandone?
-Quiero que seas el líder que tu pueblo necesita en tiempos de sangre y fuego —dijo Teclis suavemente, volviendo a mirar a su hermano—. Aun si la salvas, Aliathra nunca podrá ser la Reina Eterna, y si abandonas Ulthuan, miles perecerán. ¿Puede una vida, cualquier vida, valer tanta muerte?
No hubo respuesta, así que Teclis insistió.
-Lloraré por tu hija más tarde, hermano. Pero ahora me preocupa el destino de toda nuestra raza, como debería preocuparte a ti. Al menos que puedas encontrar una manera de engañar al destino, los Asur pronto no serán más que un recuerdo. Veré la mismísima destrucción del mundo antes de que eso pase. ¿Qué vas a hacer tu?
-Lo que tenga que hacer —respondió Tyrion sombríamente.
-¿Pero lo harás para apaciguar tu culpa o para proteger a tu pueblo, que confía en su mayor campeón ahora más que nunca?
Teclis sintió la mirada furiosa de su hermano, pero se la devolvió sin inmutarse. Luego suspiró.
-Muy bien, sé que es una tontería intentar convencerte de algo cuando ya has tomado una decisión y yo también tengo cosas que hacer —con un movimiento circular de su túnica se giró y caminó bruscamente haca la puerta, pero se detuvo un instante en el umbral—. Te perdono por lo que has hecho, hermano. Sólo espero que, llegado el momento, me perdones por lo que debo hacer ahora.

Extraído de Tozudos a dieces.
Volver arriba Ir abajo
Andreas
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2378
Edad : 41
Localización : en mi casita
Puntos : 2793
Fecha de inscripción : 03/05/2008

MensajeTema: Re: Cambios y desenlaces de la historia de WarhammerF   Dom Ago 31, 2014 11:58 pm

que pedazo de quilombo es la vida cotidiana de los orejapicudas. Nunca se puede confiar en un guerrero al que no le crece la barba!!!
Volver arriba Ir abajo
http://www.roles.superforo.net
The Inquisitor
Nivel 6
avatar

Cantidad de envíos : 1387
Edad : 42
Localización : One step closer to nowhere...
Puntos : 1690
Fecha de inscripción : 07/02/2012

MensajeTema: Re: Cambios y desenlaces de la historia de WarhammerF   Lun Sep 01, 2014 8:36 pm

Andreas escribió:
que pedazo de quilombo es la vida cotidiana de los orejapicudas. Nunca se puede confiar en un guerrero al que no le crece la barba!!!
Y que esperabas que los enanos salven al mundo???
Volver arriba Ir abajo
The Inquisitor
Nivel 6
avatar

Cantidad de envíos : 1387
Edad : 42
Localización : One step closer to nowhere...
Puntos : 1690
Fecha de inscripción : 07/02/2012

MensajeTema: Re: Cambios y desenlaces de la historia de WarhammerF   Jue Sep 04, 2014 7:04 am

Nuevos detalles del trasfondo de la vuelta de Nagash, extraído de Marcus beli:

- El ritual para resucitar a Nagash empieza con la recolección de varios elementos desperdigados por el viejo mundo. Manfred y Arkhan colaboran para conseguirlos uno a uno.

- En la Maisontaal, Arkhan y Kemmler se alían para acabar con los bretonianos. Kemmler traiciona a Arkhan revelándose como servidor secreto de los dioses del caos: Arkhan acaba destruyendo a Kemmler y la abadía.

- Para resucitar a Nagash se requieren sacrificios humanos; entre otros, Volkmar y la hija de la reina eterna. En "los nueve demonios", nueve monolitos formados por demonios convertidos en roca, Arkhan se dispone a ultimar el ritual.

- Los elfos silvanos ven como Ariel enferma: parece que solo Alarielle puede curarla. A cambio de la ayuda de la reina eterna, los silvanos acompañan a una alianza de Imperio + Altos Elfos (con Eltharion, una princesa de Tyranoc y Belannaer) + enanos (Ungrimm y sus matadores) que se dirige a rescatar a la princesa elfica.

- Por el camino a los Silvanos se les aparece una especie de diosa elfa que les guía por un camino mágico y se los lleva a luchar a otra parte

- También por el camino Ungrim se encuentra con un ejército de hombres béstia y ambos se enfrentan: ganan los enanos, pero quedan tan debilitados que ya no pueden ayudar a la alianza que va al rescate de Aliathra.

- Adentrándose en tierras de los no-muertos, el ejército Imperial se avanza, mientras que los elfos van con más cautela. Llegando primero a "los nueve demonios" los Imperiales son derrotados. Cuando llegan los elfos, también son derrotados. La princesa de Tyranoc se convierte en vampira, Eltharion muere, muere Aliathra y Nagash se encarna en el cuerpo de Volkmar.

- Nagash convoca a unos lugartenientes, los Mortarcas: Neferata, Krell, Manfred, etc. Zakharias también es convocado, se niega a acudir y Nagash lo destruye.

- Mientras tanto en Ulthuan Finubar está desaparecido: en un concilio entre los príncipes Imrik pretende proclamarse rey, pero llega Tyrion y asume el mando de los ejércitos. Imrik, despechado, vuelve a Caledor y parece que se dispone a "independizarse" de Ulthuan.

- En Naggaroth, Valkya ha atacado Naggarond y capturado a Morathi. Malekith envía a Malus a rescatarla. Malekith y Teclis parece que están aliados.

- Las montañas de los lamentos: estallan varios volcanes haciéndolas inhabitables. Los Ogros huyen en masa arrasando las tierras vecinas.

- En Bretonia el rey ha muerto a manos de su hijo bastardo, quien a su vez ha sido asesinado por el caballero verde, que se revela como Gilles y es coronado rey.

- En las tierras yermas se reúne el mayor ejército piel verde jamás visto comandado por Grimgor. Skarsnik comanda otro enorme. Wurzagh ha recibido una visión por la que entiende que debe buscar no a uno sino a dos elegidos de los dioses.

- Los enanos están divididos entre "conservadores" que quieren encerrarse en sus fortalezas, recuperar artefactos antiguos y resistir, y "altruistas" que quieren implicarse y ayudar a la humanidad.

- Manfred realiza un ritual en Sylvania para dominarla completamente y alzar a todos los muertos, y por ello destruye todos los lugares sagrados y sacrifica a Morgana. Para impedir que la infestación de no muertos llegue al resto del imperio Balthazar Geltz crea un muro mágico

- Geltz recibe la visita de una doncella misteriosa que le entrega un ritual para levantar un muro similar con el que contener el caos en el norte. Es el bastión aureo - creo - , que para mantenerse requiere de varios circulos de magos y sacerdotes reforzándolo constantemente (como un minivortice)

- Nagash se dirige al sur a su pirámide negra, para recuperar todo su poder: antes, resucita a Vlad y lo pone al mando de la ofensiva de los no-muertos contra el caos.

- Un ejército de nurgle supera el muro áureo: atacan a los imperiales reunidos allí, que reciben la ayuda de Valten y de los no-muertos. Valten derrota a varios campeones de Nurgle. Walach Harkon aprovecha la brecha para adentrarse en territorio del caos (que por cierto, incluye Kislev, que ha sido arrasada).

- Vlad le revela a Geltz que la doncella era Neferata o una sierva de Neferata y que el pergamino con el ritual era de origen nigromántico. Le regala una copia de uno de los libros de Nagash. Balthazar no puede resistir y empieza a estudiarlo.

- El emperador, convencido de que Valten es realmente Sigmar reencarnado, organiza una ceremonia para entregarle el Ghal-Mharaz. Balthazar no se fía de Valten: el Ar-Ulric le ha convencido de que la brecha en el muro áureo la causó un demonio cambiaformas que mató a uno de los círculos de hechiceros. Este demonio sería, según el Ar-Ulric, Valten. Balthazar intenta interrumpir la ceremonia, y le sale por error un conjuro nigromántico que levanta un ejército de no muertos. Imperiales contra no-muertos: y vuelve Walach, que se ha convertido en adorador de Khorne. Walach derrota al Emperador, que huye, y Vlad mata a Walach. Balthazar tiene que huir: ahora todo el imperio cree que es un traidor, y que sus círculos mágicos son una trampa, por lo que dejan de mantener la invocación.

- Un nuevo patriarca supremo dirige las escuelas de la magia: pertenece a la escuela de Ámbar.

- Neferata y Krell dirigen un ejército para recuperar unas reliquias enanas cerca de Karak Azul. Allí se encuentran con Kazador y Thorek, que pretenden hacer lo mismo: ambos bandos se enfrentan. Thorek y Kazador mueren pero consiguen bloquear para siempre el acceso a las relíquias.

- Al sur, Settra dirige un enorme ejército de no muertos. Le encarga a Khalida que proteja el paso entre montañas que separa Nehekhara en dos. Ella ignora sus ordenes cuando sabe que Neferata ha llegado a Lahmia y va para allí. Arkhan y Nagash cargan contra los reyes funerarios: Arkhan consigue meter a Nagash en la piramide negra, donde Nagash, con la ayuda de Dieter Helsnicht, recupera todos sus poderes y se enfrenta al dios de los muertos de Nehekhara. Derrota a éste dios y asume su posición. Dieter pierde su forma mortal y se convierte en un guardián del mundo de los muertos.

- Más poderoso que nunca, ahora auténticamente un diós, Nagash sale de la pirámide y se enfrenta a Settra. Le ofrece convertirle en uno de sus Mortarcas si le jura obediencia. Settra se niega y Nagash le despedaza. Acto seguido levanta la pirámide entera como un monolito volante y se dirige al norte, se supone que para enfrentarse al caos.

- Al final, los pedazos de Settra se recomponen en el desierto: y oye las voces de cuatro individuos no identificados que le recuerdan que la lucha solo termina cuando uno quiere aceptar la derrota.

- Tilea y Estalia, arrasadas por los Skaven, ya no existen: los Lagartos se embarcan a un éxodo no se sabe a donde.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Cambios y desenlaces de la historia de WarhammerF   

Volver arriba Ir abajo
 
Cambios y desenlaces de la historia de WarhammerF
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Historia FM 08
» ¿Debo empezar ya una historia?
» Historia en modo Ser Leyenda del PES09
» Historia de la Meteorología
» Historia del Colectivo Argentino

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Trasfondos-
Cambiar a: